• Carmen con uVe

10 palabras que necesitas saber si vas a viajar a Bolivia


En la mayor parte de los países de Latinoamérica -además de las lenguas autóctonas- se habla español en sus diferentes variantes y con modismos propios de cada zona. Hay muchas de estas palabras que son conocidas por todos los hispanohablantes como puede ser auto para el coche o harto para decir mucho. Sin embargo, hay palabras del día a día que ignoramos y conocerlas puede resultar muy útil si visitamos el país. En este post recogemos 10 palabras que necesitas saber si vas a viajar a Bolivia.

Trufi o combi

Es el medio de trasporte local más utilizado y el más económico. Los trufis son unas pequeñas furgonetas que funcionan como taxis colectivos. Tienen rutas predeterminadas que van indicadas en el parabrisas y cuestan solamente 2Bs. Circulan durante todo el día y son muy frecuentes así que no necesitas conocer los horarios, solo debes esperar a que pase el siguiente. Lo más peculiar es que no tienen paradas fijas así que puedes subirte y bajarte donde quieras. Sólo debéis avisar al conductor de que queréis bajaros al grito de "¡en la esquina, por favor!".

El interior de un trufi de Cochabamba.

Flota

A los autobuses grandes interurbanos o internacionales se les llama "flota" y, a diferencia de los que muchos puedan pensar, son en general bastante mejores que en Europa, con sólo 3 asientos por fila, mucho más espacio y comodidad. Especialmente cómodos son los llamados "leito" una especie de bus-cama, cuyos asientos se reclinan 160º, ideal para los viajes largos y los trayectos nocturnos. Las flotas suelen tener baño, dos plantas, televisión y cargador para dispositivos electrónicos. Por cierto, los precios en la terminal (la estación) a menudo se pueden regatear, sobre todo si está a punto de llenarse el autobús.

Flota de Cochabamba a La Paz. ¡Comodidad!

Guagua (wa-wa)

Es como se llama cariñosamente a los más pequeños de la casa en Bolivia y otros países andinos. Es un término tomado del quechua y de la lengua aymara. Y cuidado con el término que en otros países hispanohablantes y otras regiones como las Islas Canarias guagua significa autobús.

Efrén con unos guaguas en la zona rural de Cochabamba.

Cholita

Es el palabra que define popularmente a la mujer boliviana con la vestimenta típica, concretamente a la mujer indígena, generalmente campesina y/o comerciante que suele llevar el cabello atado en dos largas trenzas, la típica falda voluminosa y -a veces- el sombrero. El término cholita deriva de cholo/chola (del aymara chulu, mestizo), que se ha utilizado durante mucho tiempo y en muchos países para referirse de forma despectiva a la gente indígena que migraba del campo a la ciudad. Hoy en día ya se usa cada vez más con una connotación cariñosa y familiar. Aquí podéis leer la increíble historia de las Cholitas de Bolivia.

Caserita o caserito

Son los términos que se utilizan coloquialmente para dirigirse a una mujer u hombre en Bolivia cuando no conocemos su nombre. Es comunmente utilizado cuando estamos comprando en el mercado. Y no sólo lo utilizaréis vosotros, sino que las vendedoras os llamarán también "caserito o caserita". Así que ya sabéis, cuando queráis saber el precio de las patatas, tenéis que decir: "¿A cuánto está el kilo de papa, caserita?"

¡Unos chips de plátano, caserita!

Yapa

Y hablando del mercado, un término muy útil es Yapa, que literalmente significa "aumento o añadidura", y que viene a decir algo así como "échame un poquito más". Por ejemplo, una vez que la caserita ya os haya servido el kilo de papa, hay que decirle "¿Me yapa?" y ella amablemente meterá una o dos papitas más en la bolsa. Curiosidad: tanto el sustantivo yapa como el verbo yapar han sido ya hace años aceptados por la RAE.

Llajua

A los que os guste el picante, no podéis olvidar esta palabra. La llajua es una salsa picante echa a base de tomate y ají (rojo o amarillo o locoto) que no falta nunca en la mesa Boliviana, ya sea en la casa de una familia, en el mercado o en el restaurante. El sabor, el picante y el color pueden variar dependiendo de la zona del país y sobre todo del o la que lo cocine. Se dice que ya se usaba esta salsa cuando llegaron los españoles y tradicionalmente se prepara en el batán (piedra de moler). Os recomendamos que probéis un poquito antes de serviros mucha en el plato. A veces es muuyyyyy picante.

Pijchear

Muchas de las ciudades de Bolivia se encuentran por encima de los 2000 y 3000 metros sobre el nivel del mar y eso causa a menudo cansancio y fatiga. Para sobrellevarlo y mantenerse despierta, la gente a menudo masca hoja de coca y a esto se le llama pijchear. A veces la hoja de coca se mezcla con una "goma" a la que denominan lejía, que nada tiene que ver con un producto de limpieza. Se dice que, durante la época colonial, los españoles intentaron prohibir el consumo de la hoja de coca, pero pronto tuvieron que desistir al intento ya que el rendimiento de los indígenas -esclavos- que trabajaban en las minas descendía.

Bolsas de hoja de coca en el mercado de Uyuni.

Chuflay

Una de nuestras bebidas favoritas, ideal para el aperitivo. Es una mezcla de Singani (un destilado boliviano de uva moscatel), Ginger Ale y limón exprimido. Este combinado fue introducido en Bolivia por los ingleses que trabajaban en el ferrocarril. Como escaseaba la ginebra para preparar su ansiado Gin&Gin, buscaron un sustituto (una solución temporal) para conseguir una bebida similar. De hecho, el término "chuflay" es una castellanización del término ferroviario anglófono "short fly", que significa algo así como "riel de transición", que se usa en caso de avería o problema como "solución temporal".

Boliche

Y hablando de bebidas, cuando uno sale a "fiestear" en Bolivia, no va de bares sino de "boliches" que vendría a ser algo así como garito en España.

No queríamos terminar sin recordar que a veces hay términos que significan cosas distintas en los diferentes países. En este artículo os hablamos del término "lejía", pero uno de los más comunes y que lleva a males entendidos por esta parte del mundo es "coger" que en algunas zonas de Sudamérica tiene un significado más basto (follar). Así que no os asustéis si os ponen mala cara cuando les digáis "te recojo a las 5" y os contesten "sera si te re-dejo".

Esperamos que os haya resultado interesante este artículo que pretende, en cierto modo, acercaros un poco más a la cultura boliviana y haceros reflexionar sobre la importancia de intentar entender y asimilar la cultura de los diferentes pueblos cuando visitamos un nuevo país.

#Crónicasbolivianas #Vocabulario #10palabras #BOLIVIA #AMÉRICA

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.