• Efrén Con uVe de Viaje

Descubriendo Colombia: Cabo de la Vela y Punta Gallinas (1ª Parte)


Durante la planificación previa de un viaje, normalmente, buscamos información en la red, en guías de viaje, foros y otros blogs de viajes. A veces, esta búsqueda nos regala con imágenes de paisajes que no conocíamos y quedamos cautivados con lugares a los que, inicialmente no planeábamos llegar.

En el caso de Cabo de la Vela y Punta Gallinas (ambos se encuentran en departamento de La Guajira en Colombia) tanto a Carmen como a mí nos ocurrió lo mismo: teníamos que llegar allí. Siendo sinceros, cuando comenzamos a preparar este viaje no sabíamos ni que existía un lugar llamado La Guajira, pero tras ver alguna foto de los lugares más emblemáticos de la región, decidimos de mutuo acuerdo que éste sería un destino fijo en nuestra ruta por Colombia.

En este artículo os contamos nuestro recorrido para llegar hasta el punto más septentrional de América del Sur: Punta Gallinas. Un viaje todo terreno en el que cruzamos desiertos, descubrimos playas vírgenes, disfrutamos de la que dicen es una de las mejores puestas de sol del continente y dormimos bajo las estrellas. Como siempre, encontraréis recomendaciones e información útil para llegar a Cabo de la Vela y desde allí continuar hasta Punta de Gallinas, "mochileando" de manera independiente y con bajo presupuesto. Os invitamos a que nos acompañéis para seguir descubriendo las maravillas de Colombia con uVe de Viaje.

RUMBO AL CABO DE LA VELA >>>

Para llegar hasta el Cabo de la Vela (y desde allí continuar a Punta Gallinas), iniciamos el viaje desde Riohacha, la capital del departamento de La Guajira. En nuestro caso, llegamos a esta ciudad costera desde Camarones, unos 20 minutos en taxi colectivo por 4500 COP (1,25€) por persona. Riohacha es accesible en transporte público fácilmente desde Santa Marta y Palomino (aquí os contamos más sobre el Caribe colombiano), dos de los destinos turísticos más cercanos.

Mapa de la ruta

Desde Riohacha se pueden contratar tours que cubren todo el recorrido del que os hablamos a continuación pero, como siempre, nosotros intentamos reducir el presupuesto del viaje en la medida posible y organizarlo por nuestra cuenta. Nuestra opción fue llegar hasta Uribia, la capital indígena de la Guajira, y desde allí continuar rumbo al norte. Desde Riohacha se puede llegar a Uribia en taxi colectivo (1h15') por 15000 pesos (4€). La opción más económica (aunque mucho más lenta) es viajar en camionetas colectivas hasta 4 vías y desde allí continuar en el mismo medio de transporte hasta Uribia (10000 pesos por los dos trayectos).

Repostando gasolina de contrabando venezolana

La mayor parte de los viajeros que llegan a Uribia lo suelen hacer para enlazar con su siguiente transporte hacia Cabo de la Vela. Sinceramente, no es un lugar muy bonito ni tiene lugares que visitar por lo que no hace falta pasar mucho tiempo allí. Nosotros decidimos pasar una noche (luego serían dos) en Uribia para conocer a Roger, un wayuu amigo de un amigo (gracias por todo de nuevo, Marco). Roger nos acercó un poco más a la cultura ancestral de los wayuus y nos presentó a muchos de sus familiares, que nos ayudarían en nuestro recorrido hacia el Cabo de la Vela y Punta Gallinas.

Roger, nuestro contacto wayuu

Desafortunadamente, el tiempo que pasamos en Uribia (y varios días después) estuvo acompañado de una terrible diarrea, producida por un "virus" del que todo el mundo por la zona hablaba y que nos hizo ampliar a dos las noches que pasamos en Uribia. Dormimos en el hotel Villa María, en habitación doble, con AC y baño privado por 20€ la noche, mucho más de lo que suele ser nuestro presupuesto pero que agradecimos enormemente dadas nuestras condiciones intestinales.

Para llegar a Cabo de la Vela desde Uribia hay que hacerlo en 4x4. Muchos viajeros contratan el trayecto en "burbujas", vehículos todo terreno con aire acondicionado que hacen el trayecto sin paradas (unos 65km en 1h30') por 25000 pesos (7€). Hay empresas turísticas como Mochileros People, con muy buenas reviews. Todo el mundo en Uribia conoce la parada de Mochileros por lo que sólo hay que preguntar por ellos o por los carros que van al Cabo (el propio conductor del taxi colectivo podría dejarte en la parada). También se puede viajar en camionetas colectivas, un poco más económicas (15000 COP= 4.1€) pero que tardan bastante más, ya que van haciendo paradas por las comunidades indígenas de la Alta Guajira.

Con Rita

Nosotros hicimos algo alternativo ya que Rita, la tía de Roger, nos ayudó a buscar a alguien que fuese hacia el Cabo. Al final encontramos a un mecánico que se dirigía hacia el norte que nos llevó por 20000 pesos (5,5€) sin hacer paradas en menos de 1h15'. La mitad del trayecto desde Uribia hasta Cabo de la Vela sigue una carretera de tierra recta, que va paralelo al trayecto del ferrocarril. Este tren es el encargado de sacar hacia Puerto Bolívar el carbón desde la mina Cerrejón, una de las mayores minas a cielo abierto del mundo. La segunda mitad es totalmente offroad, por caminos de arena y barro, atravesando varias de las humildes comunidades indígenas wayuus. Durante el recorrido, Julio (así se llamaba el mecánico), nos puso al día de muchos de los casos de corrupción de la zona que, lamentablemente, son abundantes y escandalosos.

El tren de la mina Cerrejón

Comunidades wayuu

Cabo de la Vela: qué hacer, dónde dormir y qué comer >>>

Cabo de la Vela es un pequeño y remoto pueblo marinero que ha vivido un repunte turístico por la belleza de sus paisajes y la tranquilidad de sus aguas, además de porque es un lugar idóneo para la práctica de kite surf. Por lo tanto, uno encuentra en Cabo de la Vela una amplia oferta de alojamientos y restaurantes.

Fuente: seecolombia.travel

Lo más económico para dormir es alquilar una hamaca o un chinchorro, similar a la hamaca pero mucho más cómodo. Los precios oscilan desde los 10000 pesos (2.7€) por persona en una hamaca hasta los 25000 (6,8€) en un chinchorro. Lógicamente, también hay habitaciones privadas y compartidas tipo albergue, aunque dormir en un chinchorro bajo las estrellas es algo que recomendamos a todos los viajeros que lleguen hasta aquí. Eso sí, hay que tener precaución con los objetos personales.

Chinchorros, tejidos por las mujeres wayuus

Por recomendación de Rita, Julio nos dejó directamente en Gramar, un pequeño alojamiento y restaurante familiar a la entrada del pueblo. El lugar es propiedad de Gladys, una hermana de Rita (como veis todo queda en familia entre los wayuus). Dormimos una única noche en chinchorros, en la misma playa, por 15000 pesos colombianos. Además Gladys también se ocupó de toda nuestra alimentación mientras estuvimos en el Cabo de la Vela, con precios muy por debajo de los que uno encuentra por allí.

Pargo dorado con patacón y arroz

Para tener referencia, por un menú económico a base de sopa y pescado no suelen pedir menos de 20000 COP (5,5 €) y por una langosta con arroz y patacón unos 35000 pesos (menos de 10€). En Cabo de la Vela no hay electricidad -como no, debido a la corrupción- durante gran parte del día por lo que lo más recomendable es siempre pedir pescado, ya que este es fresco del día. Si se tiene capricho de una langosta, lo mejor es encargarla con antelación. Otra recomendación que hacemos es llevar agua abundante ya que esta es bastante cara. La cerveza, sin embargo, es más económica (a partir de 2000 pesos) que en el resto del país, ya que la marca cervecera que se encuentra habitualmente es Polar que, al igual que la gasolina, es traída de contrabando de la cercana Venezuela.

No necesita comentarios

Ya instalados y bien alimentados, ahora tocaba explorar un poco el Cabo. Aparte de sus espectaculares paisajes, el mayor atractivo turístico del Cabo de la Vela es la práctica de kite surf en las tranquilas aguas del Caribe guajiro. Hay varias escuelas especializadas y muchos de los viajeros internacionales que llegan hasta aquí lo hacen buscando este deporte extremo que consiste en surcar el mar en una tabla arrastrado por una gran cometa.

Fuente: praiakite.com

El resto de turistas y viajeros que llegan hasta aquí lo hacen para disfrutar de fantásticos paisajes que se encuentran en las cercanías del Cabo de la Vela. Se puede contratar un moto-taxi que te lleve a los distintos destinos. El recorrido puede durar entre unas dos y cuatro horas, con paradas en Playa Arcoiris (no recomendada para el baño), el Pilón de Azúcar y la Playa del Pilón (apta para el baño). Después nos iremos hacia el mirador de Piedra Tortuga y la playa Ojo de Agua (apta para el baño) y finalmente disfrutaremos de la maravillosa puesta de sol desde el faro de Cabo de la Vela.

Moto-taxi

Pelícanos

Playa Arcoiris

Playa Arcoiris

Pilón de Azúcar

Playa del Pilón

Piedra tortuga

Playa de ojo de agua

Nosotros arreglamos el tour con Luis Fer, el hijo de Gladys (todo queda en casa). En la negociación también incluimos, además del tour en el Cabo de la Vela, el traslado en 4x4 hasta nuestro siguiente destino en Bahia Hondita, un tour offroad por Punta Gallinas, y el regreso también en 4x4 hasta Uribia (por todo pagamos 125000 COP o lo que es lo mismo, unos 34 € por persona).

Como no queremos alargarnos más, la historia de como llegamos hasta Punta Gallinas y todos los paisajes que allí descubrimos, os lo contaremos en el siguiente artículo. Si estáis interesados, solo tienes que seguir con nosotros en Descubriendo Colombia: Cabo de Vela y Punta Gallinas (2ª parte). Mientras tanto, puedes disfrutar del atardecer sobre el mar Caribe.

#america #colombia #laguajira #cabodelavela #guíadeviaje #descubiendocolombia #puntagallinas

0 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.