• Efren con uVe

Perú: que ver en dos semanas (1ª parte)


Después de casi un año viajando por fin llegábamos a América del Sur, último continente que tocaríamos en esta vuelta al mundo. Tras nuestro paso por México (aquí puedes ver todas las entradas) aterrizamos cargados de energía a uno de los países que más ganas teníamos de conocer: Perú.

Es posible que para muchos Perú sea, turísticamente hablando, el país más atractivo de todo el continente americano. Un país de contrastes, con paisajes increíbles, lleno de historia, tradiciones y con una cultura posiblemente tan rica como su fantástica gastronomía. Gran parte de esta etapa del viaje la haríamos acompañados de un viejo amigo que se uniría a nuestra aventura peruana durante sus vacaciones. En esta serie de entradas os contamos nuestra ruta de dos semanas por Perú en el que recorreríamos principalmente la zona sur del país, incluyendo su capital, Lima, el oasis de Huacachina, la antigua capital inca Cusco, Machu Picchu, las islas flotantes de los Uros en el lago Titicaca, el cañon del Colca y Arequipa . ¡Bienvenidos a Perú!

En este mapa encontrarás (casi) todos los lugares importantes de los que hablamos

Lima (3 Días / 2 Noches):

Aunque de primeras Lima pueda parecer una ciudad caótica, desordenada, sucia, mal comunicada e incluso peligrosa, nosotros no tuvimos ningún problema y todas las personas que conocimos nos trataron muy bien, en especial Lily y toda su gente, que nos acogieron como si nos conocieran de toda la vida. ¡Gracias!

Comenzamos nuestra visita por la zona del distrito de La Punta con sus bonitas casonas de estilo colonial, su balneario y playas con vistas fantásticas sobre la islas de San Lorenzo y el Fronton. Desde aquí caminamos por la zona portuaria, pasando al lado de la Fortaleza Real Felipe y llegamos hasta el distrito de Callao, un barrio de gran importancia cultural y en donde se encuentran un montón de museos y hay varios murales y graffitis que dan un toque de color muy especial a la zona.

Ya acompañados por Oliver, que acabada de llegar, hicimos la visita clásica a Lima, que incluye la bonita Plaza Mayor, en donde encontramos el Palacio Arzobispal de Lima, el Palacio de Gobierno, el convento de Santo Domingo y la Catedral de Lima. Tras refrescarnos del caluroso ambiente limeño en mítico Bar Cordano, visitamos la Basílica y convento de San Francisco de Lima, donde es imprescindible la visita guiada a las catacumbas y su osario. Muy cerca de la Plaza Mayor encontramos la calle peatonal Jiron Trujillo y también el barrio Chino, donde se puede ver claramente la presencia del pueblo asiático en la cultura peruana. Se puede comer en algún puesto callejero, probar la chifa (comida chino-peruana) o como nos gusta a nosotros, en alguno de los mercados de la ciudad. Cerca de la zona financiera encontramos varios espacios verdes como el Parque de la Exposición y el de la Reserva, donde tomar un poco de aire fresco. Finalmente llegamos a la zona de Miraflores (dónde nos entrevistaron en una radio local) con playas surferas y un bonitas vistas sobre la costa del Pacífico. Allí nos alojaríamos en uno de los hostels cercanos al Puente de los Suspiros, en la parte más "mochilera" de Lima, con todo lo que ello implica.

Huacachina (2 Días / 1 Noche)

Al igual que en el resto de nuestro recorrido por Perú, llegaríamos a Ica (muy cerca de Huacachina) en autobús local. Según nuestra propia experiencia, la mejor forma de moverse por Perú es en autobús regular y lo que hacíamos nosotros por sistema era encontrar información de precios y horarios en algún buscador online tipo Redbus y a continuación buscar la estación para "negociar" el precio final por el trayecto. En general los autobuses en los que nosotros nos movimos no fueron los más caros ni mucho menos de la gran oferta que existe y nuestra experiencia fue bastante buena, sin casi retrasos sobre la hora establecida y en autobuses en general bastante cómodos. Eso sí, ojo en las estaciones con los ladrones de equipajes.

Sin apenas tiempo ubicarnos una vez bajamos del autobús en Ica ya teníamos un acuerdo con Edgar, un taxista/guía/recepcionista local, y ahora amigo, que nos llevara hasta Ica con parada a comer en un lugar barato y fuera del circuito turístico de la zona (con él también contrataríamos los dos tours que hicimos, el traslado de regreso a la estación de autobuses y como regalo, una botella de Pisco local). Todo el mundo que llega hasta Huacachina lo hace para ver su impresionante oasis y las gigantescas dunas de arena. Nos queremos imaginar la belleza del lugar hace unos años, antes que decenas de hoteles turísticos lo destrozasen paisajísticamente hablando (nosotros nos alojamos en Rochabus, en habitación triple por 25€). Además del oasis, Huacachina ofrece al viajero emocionantes rutas en buggies por el gigantesco desierto de arena y sandboard, deporte similar al snowboard aunque en lugar de en laderas nevadas, se desciende sobre enormes dunas de arena (nosotros pagamos 40 soles / 8€ por dos horas incluyendo buggie y descenso de 4 dunas), aunque la enorme presión turística nos deja una sensación extraña (algo que nos acompañará durante todo el tiempo en Perú) ya que literalmente hay cientos de buggies surcando este gran desierto de arena. Desde Huacachina/Ica también se contratan los tours a la Reserva Natural de las Islas Ballestas y la Reserva Nacional de Paracas (pagamos 60 soles / 12€ por persona por las dos excluyendo las entradas a los espacios protegidos). En la zona de Ica también se pueden visitar bodegas y plantaciones de uva ya que es en esta zona donde se produce gran parte del Pisco del país. Desde Huacachina mucha gente contrata la avioneta para ver las líneas de Nazca pero nosotros decidimos saltar esta visita (otros viajeros no nos la recomendaron).

Cusco (3 Días / 2 Noches):

Llegamos a la tercera parada de nuestro viaje por Perú tras casi 20 horas de bus, atravesando la cordillera de los Andes. Como viene siendo habitual en nuestra forma de viajar, lo primero que hacemos es buscar un alojamiento que se amolde a nuestro presupuesto y para ello recorremos de punta a punta el centro histórico de la antigua capital del imperio Inca. Aunque la oferta es muy grande, los precios se disparan un poco ya que, además del turista nacional peruano, hay muchos turistas extranjeros. Cusco es la puerta de entrada hacia la muy visitada Machu Picchu, una de las 7 maravillas del mundo. Finalmente tras casi dos horas buscando y un buen rato regateando el precio, encontramos lo que buscamos en el Kurumi hostel, con un relajante jardín.

Los tres días que pasamos en Cusco (en ocasiones Cuzco, y en quechua Qusqu o Qosqo) los dedicamos principalmente a encontrar un buen tour que nos llevase haciendo la ruta del Salkantay hacia la ciudad inca de Machu Picchu. Es imprescindible comprobar varias agencias para contrastar tarifas, servicios... la oferta es enorme y por lo tanto hay numerosas agencias que ofrecen un producto el mismo producto mucho más caro o de calidad claramente inferior. Además aprovechamos para visitar la capital histórica del Perú, con un casco antiguo posiblemente de los más bonitos que hayamos visto. Además de la espectacular plaza mayor, con bonita catedral, en Cusco también podemos visitar numerosos museos como el Inca (muy interesante), el de Historia, el de arte Precolombino o el de Chocolate entre otros. Del pasado colonial quedan numerosos templos, iglesias y conventos. Las antiguas murallas de piedra la ciudad son espectaculares y entre todo destaca la piedra de los doce ángulos, testigo de la precisión arquitectónica que alcanzó el imperio inca. Desde Cusco también se pueden hacer varias excursiones de uno o varios días por los alrededores entre los que destaca el Valle Sagrado de Los Incas. Existe un boleto turístico que permite la entrada gratuita en varios museos y yacimientos y aunque nosotros no lo compramos creemos que es rentable si se va a pasar más días en la ciudad, explorando a fondo museos y alrededores. No se puede uno ir de Cusco sin visitar el Mercado de San Pedro (donde se puede comer un menú completo por 5 soles y comprar artesanía a precios razonables) ni el bohemio barrio de San Blas donde se puede probar Llama o Cuy (cochinilla de indias). Carmen y Oliver también aprovecharon los días en Cusco para hacer un curso de cocina peruana y como colofón final a tres magníficos días, nos despedimos con una cena de lujo en el Restaurante Morena, uno de los mejores restaurantes de la ciudad (aunque totalmente fuera de nuestro presupuesto).

Ruta Salkantay y Macchu Picchu (5 Días / 4 Noches):

Como no queremos repetirnos, os dejamos este enlace en el que contamos todo lo que hay que conocer sobre Machu Picchu. Descubriréis un poco sobre la historia del yacimiento inca más importante, información de como se puede llegar hasta allí, que tipo de entrada comprar y otros datos útiles basados en nuestra experiencia. En definitiva todo lo que debes saber antes de visitar Machu Picchu.

El resto de nuestra ruta de dos semanas por Perú os lo contamos en la siguiente entrada. Sigue este enlace para continuar con nosotros ->

#PERU #VueltaalMundo #AMÉRICA #Huacachina #Lima #Cusco

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.