• Efrén Con uVe de Viaje

Oaxaca: 4 lugares que no te puedes perder y otros destinos


Posiblemente México sea uno de los destinos de habla hispana más apetecibles para unas buenas vacaciones. Cuando pensamos en este país nos vienen a la cabeza imágenes de playas paradisíacas, rica gastronomía y culturas milenarias. México tiene esto y mucho más. Nosotros nos enamoramos del aroma del país, de sus tradiciones, de su alegría, de sus colores y de sus gentes. Por todo esto, México, es sin duda uno de nuestros lugares favoritos y uno de los países al que más ganas tenemos de regresar.

Es cierto que en México también existe inseguridad pero nosotros, viajeros conscientes y con un poco de experiencia a nuestras espaldas, no tuvimos ningún inconveniente. Siguiendo el sentido común, evitamos los lugares del país más conflictivos (aquellos estados donde los narcos tienen el control) viajamos en autobuses de garantía (casi siempre en la empresa ADO), mantuvimos un perfil bajo y si teníamos que movernos por las noches, en lugar de caminar por calles oscuras, usábamos Uber o taxis de confianza y, sobretodo, escuchamos y seguimos los consejos de los lugareños, que aunque como ocurre en muchos otros lugares, tienden a sobreproteger un poco al extranjero, saben mejor que nadie cómo funciona su país.

Durante nuestra vuelta al mundo entramos en el país dos veces. La primera, llegamos a Tijuana desde los Estados Unidos, y desde esta ciudad fronteriza volamos hasta DF para continuar hasta la heroica ciudad de Puebla. Tras pasar unos días de relax disfrutando de su historia y gastronomía, seguimos nuestro viaje hacia Oaxaca (pronunciado [Uajaca]), en la parte pacífica del sur del país. Este estado sureño, está separado de Guatemala solo por el vecino estado de Chiapas, el cual visitaríamos semanas más tarde, ya de regreso de tierras guatemaltecas.

En esta nueva serie de entradas queremos compartir con todos vosotros varios rincones de esta parte del mundo que merece la pena visitar y de las que nosotros nos llevamos un muy buen recuerdo. ¡Vive Oaxaca con nosotros!

Catedral de Oaxaca

Ciudad de Oaxaca

La muy noble y leal ciudad de Oaxaca de Juárez, con un centro histórico declarado por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad, es una ciudad que te atrapa desde el primer momento. Sus calles adoquinadas, sus edificios históricos y su ambiente festivo no deja a nadie indiferente. Como en todas las ciudades mexicanas, el centro neurálgico se encuentra en el Zócalo, siempre lleno de transeúntes y con decenas de puestos ambulantes y artistas callejeros.

El Zócalo se encuentra flanqueado por la enorme Catedral de de Nuestra Señora de La Asunción, el Templo de la Compañía de Jesús y el Palacio de Gobierno, todos ellos edificios impresionantes. Uno no puede dejar de visitar el templo de Santo Domingo, al lado del fantástico jardín etnobotánico, ni la Basílica de Nuestra Señora de la Soledad. Tampoco hay que olvidarse de las decenas de museos y talleres artísticos que se encuentran por todos lados y que transmiten a la ciudad un ambiente cultural muy interesante. Recomendamos perderse por el casco histórico, callejear sin destino y dejar que la ciudad te atrape. Quizás lleguéis al pintoresco Mercado Benito Juárez (que toma el nombre de un antiguo presidente mexicano nacido aquí) donde hay que contagiarse del ambiente y disfrutar, por ejemplo, de una sabrosísima Tlayuda o de un rico mole. Tal vez encontréis el escondido Oscuro Brebaje, donde refugiarse del calor y el ajetreo de las calles, para relajarse en sus hamacas tomando un delicioso café orgánico.

Oaxaca es también conocida por su lucha por los derechos de los maestros normalistas y cuando nosotros llegamos, un par de días antes de que comenzase el curso, se respiraba en el ambiente esa calma tensa que precede al revuelo (días más tarde comenzarían con las protestas, los cortes de carretera y los enfrentamientos con la policía). En el Zócalo y en las calles aledañas había muchos maestros acampados y aunque afeaba un poco las fotos a los turistas, no deja de ser el verdadero espíritu de la ciudad.

Templo de Santo Domingo

Fuimos la estrella por un día en las actuaciones del Zócalo

Se respira arte en Oaxaca

Oaxaca, siempre en lucha

Tlayuda, sabroso plato típico de Oaxaca

Sitio Arqueológico de Monte Albán

Monte AlbÁn

Situado a escasos 10 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, este sitio arqueológico declarado también Patrimonio de la Humanidad por la Unesco es sin duda una joya casi desconocida para el viajero, eclipsada por el brillo de Palenque, Teotihuacan o Chichén Itza . Fundada por los zapotecos alrededor del siglo V a.C. tuvo su esplendor a partir del siglo II d.C. siendo la capital de la cultura zapoteca y llegando a albergar a más de 17000 personas, convirtiéndose así una de las ciudades más grandes de toda Mesoamérica.

Construida estratégicamente en la cima excavada de una montaña, en Monte Albán destacan arquitectónicamente su enorme Plaza Central (con una superficie de más de 5000 m2) y en cuyos flancos se encuentran las principales edificaciones de la ciudad como el palacio, los observatorios astronómicos o el edificio de los danzantes entre otros.

Como tantas otros sitios arquelógicos, Monte Albán quedó olvidada en el tiempo y permaneció oculta para los colonizadores hasta principios del siglo XIX cuando comenzaron las excavaciones. En la actualidad, además de las ruinas, también se puede visitar un completo museo, en el que aprenderemos sobre la importancia de Monte Albán y de la cultura Zapoteca.

Plaza central de Monte Albán

Juego de la pelota

Los danzantes

Descubriendo las primeras ruinas precolombinas

Puerto Escondido

Dejamos el interior de Oaxaca y por fin nos dirigimos hacia el Pacífico para descubrir este bonito puerto pesquero que también hace las veces del principal destino turístico de la costa oaxaqueña. No es para menos, la oferta hostelera es muy abundante y sus playas son sencillamente espectaculares.

Hablando de playas, las que más nos gustaron fueron las de Carrizalillo y la de Manzanillo, ambas perfectas para un baño refrescante y para hacer esnórquel y que, pese a estar en el mismo pueblo, recuerdan más a playas paradisíacas, escondidas por acantilados, entre palmeras y aguas azul turquesa. Desde Playa Manzanillo hasta la playa Principal, encontramos un peculiar paseo entre las rocas del acantilado y que, aunque necesita una reforma, nos pareció muy bonito. En la bahía principal se pueden ver aún un montón de embarcaciones pesqueras y nadar en sus aguas tranquilas. Aquí es también el lugar perfecto para pasear al atardecer, hacer compras, cenar un buen pescado o tomar una copa en sus animados bares, siempre rodeado de mucha gente local.

Un poco más alejada, a lo largo de El Morro destaca la playa de Zicatela, muy larga y mucho más abierta al océano Pacífico. Esta playa es famosa por ser una de las mejores playas del mundo para practicar surf. Como a Zicatela llegan muchos turistas internacionales, sus bares, pubs, tiendas y restaurantes son un poco más caros que los de Puerto Escondido, pero merece realmente la pena visitarla y disfrutar de las puestas de sol.

Vistas del hotel a la bahía Principal

Paseo a la playa Manzanillo

La paradisiáca playa del Carrizalillo

Atardecer en Zicatela

Mazunte desde Miramar

Mazunte

No muy lejos de Puerto Encondido se sitúa el pueblo mágico de Mazunte. Un pequeño paraíso costero, con aire hippie y en el que casi todo gira en torno al ecoturismo. En un entorno privilegiado, con una playa envidiable e inmerso en una selva desbordante, Mazunte es el lugar perfecto para escapar del estrés y relajarse durante unos cuantos días. Uno de esos lugares a los que uno llega y es difícil no quedarse atrapado más tiempo del planeado.

Aparte de su magnífica playa, uno de los reclamos turísticos de Mazunte es el Centro Mexicano de la Tortuga, que promueve proteger las tortugas como reclamo turístico. Se trata de un centro de investigación, incubadoras para la cría de tortuga y también un acuario donde se pueden todas las especies de tortuga de México y algunas otras (aunque la intención es buena, personalmente no recomendamos la visita ya que algunas tortugas están encerradas en peceras muy pequeñas). Durante años, la principal actividad económica de los nativos fue la caza de tortugas marinas y la recolección de sus huevos aunque por fortuna, tras la regulación por parte del gobierno mexicano, esto ya no es así.

Uno de los lugares más bonitos de Mazunte es Punta Cometa, una península desde la que se contemplan los mejores atardeceres y desde donde se divisa la fantástica playa virgen de Mermejita. Siguiendo la carretera costera que llega a Puerto Angel, también se puede visitar las playas de San Agustinillo, frecuentada por gente local y la de Zipolite, de ambiente liberal.

Playa de Mazunte

Atardecer en Punta Cometa

San Agustinillo

Centro Mexicano de la Tortuga

Felices como perdices en Mazunte

Otros destinos

Además de estos cuatro destinos imprescindibles, Oaxaca esconde un montón de rincones mágicos que hay que tener en cuenta a la hora de planificar nuestro itinerario de viaje. Desde el sitio arqueológico de Mitla hasta el sorprendente paisaje de la cascada de Hierve el Agua, pasando por las turísticas bahías de Huatulco, con su mariposario Yeé Lo Beé, sus 36 fantásticas playas y su parque nacional, uno de los lugares mejor conservados de la región y que alberga gran cantidad de vida, pasando por San José del Pacífico, con su atmósfera única o alguno de los otros Pueblos Mágicos. Oaxaca lo tiene todo, un paraíso exuberante que tienes que vivir.

Mariposario Yeé Lo Beé

#MÉXICO #AMÉRICA #Listas #Oaxaca #VueltaalMundo

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.