• Efrén Con uVe de Viaje

El Camino de Santiago: preguntas frecuentes


Recién llegados de nuestra última aventura en el Camino de Santiago y con las sensaciones aún a flor de piel, hoy os traemos un pequeño artículo, en el que respondemos a muchas de las preguntas que nuestros amigos nos fueron haciendo desde que supimos que habíamos ganado el el concurso de Facebook que organizaba Galician Roots, una agencia de viajes especializada en Galicia. Además, también os explicamos brevemente como fue nuestra experiencia y algunos detalles del viaje. Tanto si estas planeando hacer el Camino de Santiago como si simplemente te apetece conocer un poco más sobre el mismo, estás en el lugar indicado. ¿Nos acompañas?

La primera concha del Camino Primitivo en Oviedo

¿CUÁNTOS CAMINOS HAY?

Aunque suene a tópico, existen tantos caminos como peregrinos. Cada persona es libre de trazar su propio itinerario, aunque hay una serie de caminos marcados (con hitos, conchas, señales y flechas pintadas) dentro del territorio español -e incluso en el resto de Europa- y que son las rutas que siguen la inmensa mayoría de peregrinos. Todos ellos terminan, lógicamente, en la Catedral de Santiago de Compostela, tumba del apóstol y motivo principal de la peregrinación.

En la península, el más conocido y transitado es el Camino Francés que, tras cruzar los Pirineos, va desde Roncesvalles hasta Santiago, atravesando la meseta. También son bastante concurridos el Camino del Norte que sigue la costa cantábrica, el Portugués, que viene de territorios lusos y la Vía de la Plata, que llega desde el sur de España. En este enlace podréis encontrar un montón de información sobre todas las rutas.

Según dicen el más bonito es el Camino Primitivo, que comienza en la catedral de Oviedo y fue el camino que siguió, allá por el siglo XI, el rey asturiano Alfonso II, primer peregrino de la historia en viajar hasta allí para honrar el sepulcro del Santo Apóstol.

Nosotros hicimos -en coche- parte del Camino Primitivo desde Oviedo hasta Lugo para a continuación comenzar a caminar desde Sarria (Lugo) hasta Santiago de Compostela, siguiendo, ahora ya, la ruta del Camino Francés.

Los Caminos

¿CÓMO SON LAS ETAPAS?

Dentro de cada ruta, hay ciertas etapas marcadas que suelen tener una distancia media de unos 25 kilómetros aproximadamente. El recorrido no suele ser muy exigente aunque es recomendable un poco de preparación previa, sobretodo para que al final no se haga demasiado pesado. Conviene recordar que se camina todos los días una media de 5-6 horas (dependiendo del ritmo de cada cual) y el cansancio acumulado suele ser un factor importante.

La mayoría de etapas comienzan y terminan en ciudades y pueblos donde existe una amplia oferta de alojamientos, restaurantes, tiendas y otros servicios. De todas formas, cada peregrino puede marcarse las etapas que quiera ya que prácticamente en todos los pueblos que atraviesa el Camino hay albergues u otros tipos de alojamientos donde pernoctar. Hay peregrinos que hacen caminatas más largas (incluso condensando dos etapas en una) y otros que prefieren tomárselo con más calma y que la distancia diaria sea menor. El recorrido -al menos el de las últimas 5 etapas- es bonito y sigue en su mayor parte caminos y pista de tierra, atraviesa bosques, campos de cultivo y pueblos.

Nosotros sólo hicimos los 120 últimos kilómetros del Camino Francés, dividiendo el recorrido en 5 etapas, siendo la más larga de 30 kilómetros (de Palas de Rei a Arzúa) y la más corta de 19 km, desde O Pedrouzo hasta Santiago.

Etapa 3 (fuente, cuaderno de ruta de Galician Roots)

¿DÓNDE DORMIR Y COMER?

Como comentábamos antes, existen un montón de opciones a lo largo del Camino, tanto para dormir como para comer. Si no queréis gastar mucho, los albergues de peregrinos son la mejor opción. Aunque antiguamente en estos albergues solo había que dejar la voluntad, en la actualidad, en prácticamente todos se ha comenzado a cobrar una pequeña tasa (de unos 4 o 5 €). Estos albergues municipales, básicos y funcionales, se van llenando a medida que los peregrinos van ocupando las literas en orden de llegada.

Además, hay un montón de albergues privados, con literas y camas en habitaciones compartidas, a partir de los 7-8 € aproximadamente. También hay pensiones, alojamientos rurales y hoteles de todo tipo. Existen habitaciones compartidas y privadas y multitud de opciones en otros tipos de servicios y comodidades. Todo depende de cuanto se quiera rascar el bolsillos cada uno.

El premio del concurso de Galician Roots incluía 6 noches de alojamiento en distintos hoteles y pensiones, con habitación y baño privados. Sinceramente nos quedamos encantados con todos los que nos tocaron, por la calidad de los mismos y por lo bien que siempre nos trataron.

Santa Mariña, nuestro alojamiento en Portomarín

Del mismo modo que alojamientos, a lo largo del Camino hay cientos de restaurantes donde comer y cenar, bien a la carta o con el menú del peregrino, que suele incluir dos platos, postre, bebida y café por unos 8-10€. También hay un montón de lugares donde comprar bocadillos y por supuesto tiendas y supermercados.

Nosotros aprovechando que el alojamiento estaba incluido, nos pegamos varios banquetes de la rica gastronomía gallega que además de buena y bonita, es bastante más barata que la asturiana. Tanto fue así, que llegamos del Camino con algún que otro de kilo de más...

Pulpo a feira

¿MERECE LA PENA RESERVAR ALOJAMIENTO?

En los albergues de peregrinos (municipales), directamente no se puede reservar, por lo que si se opta por esta opción, lo mejor es madrugar mucho y tratar de llegar lo antes posible. Si por el contrario, os decantáis por alojamientos privados para dormir, creemos que reservar no es una mala opción, sobre todo dependiendo de la fecha en la que estéis haciendo el Camino, especialmente en Semana santa y los meses de verano.

Nosotros hicimos el Camino en Semana Santa, supuestamente temporada media-alta y después de ver la cantidad de oferta disponible y aún así, encontrar carteles de completo en muchos de ellos, creemos que reservar puede ser una excelente opción. Además después de 20-25 kilómetros quizás no os apetezca andar de un lugar para otro buscando alojamiento.

En nuestro caso, Galician Roots también se encargaba de esto, facilitándonos un cuaderno de viaje donde, además de la ruta, se indicaba la dirección de cada uno de los hoteles, acompañado con un mapa, para llegar sin problemas.

Ejemplo del tipo de alojamientos en los que nos hospedamos

¿QUÉ LLEVAR DE EQUIPAJE?

Hay ciertas cosas que no pueden faltar en la mochila de un peregrino. Además de calzado y ropa cómoda, tanto para caminar como para descansar, también es imprescindible llevar un botiquín en el que no falten las tiritas y parches (tipo compeed) para las posibles heridas y ampollas. Además de buena crema protectora, no os olvidéis de unas gafas de sol, sombrero y un buen impermeable. Hay muchos peregrinos que llevan un bastón de madera y cada vez se ve más gente con bastones de trekking, que son muy ligeros y ayudan a caminar. Y si se opta por los albergues de peregrinos, no puede faltar un saco de dormir.

Llevad sólo lo imprescindible. Son muchos kilómetros con la mochila a cuestas y llevar kilos de más es absurdo. En el Camino hay lugares donde hacer la colada y donde comprar cualquier cosa extra que se necesite.

Si no os apetece ir cargados, hay varias empresas y algunos taxis que se encargan del traslado de equipajes entre etapas. Cada vez son más los peregrinos que optan por esta opción, despreocupándose del equipaje y disfrutando más cómodamente del Camino. Si optáis por esta opción, no olvidéis de añadir una pequeña mochila para llevar lo necesario durante la caminata.

Nosotros tuvimos la suerte de que el premio de Galician Roots también incluía el transporte de equipaje, así que no tuvimos que preocuparnos mucho al hacer nuestra mochila. Simplemente dejábamos nuestra mochila en la recepción del hotel y la recogíamos a nuestra llegada al alojamiento del siguiente destino.

No eramos los únicos

¿QUÉ ES LA "CREDENCIAL DEL PEREGRINO" Y LA "COMPOSTELA"?

La "Credencial" es algo así como el pasaporte de peregrino, un documento que hay que ir sellando todos los días (al menos dos veces) con la fecha, para acreditar que se va peregrinando en el Camino de Santiago y, además, es necesaria para pernoctar en los albergues públicos. Se puede conseguir (pagando 1,5€) en albergues de peregrinos, iglesias y en algunas tiendas. Para sellar la credencial, además de en estos mismos lugares, también se puede preguntar en museos, alojamientos, tiendas, restaurantes o cualquier otro establecimiento que encontraréis a lo largo del Camino.

Al llegar a Santiago, en la oficina de Atención al Peregrino, se puede solicitar la “Compostela”, un documento que certifica como peregrino del Camino de Santiago. Para obtenerla, es necesario presentar la credencial acreditando haber recorrido al menos 100 km a pie, o 200 km si se viene a caballo o en bicicleta. Existen dos tipos de Compostela, si el Camino se hay hecho por motivos religiosos (bajo pietatis causa) o no

Nuestra credencial de peregrino

CONCLUYENDO

Nosotros, en los últimos meses de la vuelta al mundo, ya nos habíamos puesto el objetivo de hacer la peregrinación en este 2017 y ganar el concurso de Galician Roots fue la excusa perfecta. El Camino de Santiago es para todos. No hace distinciones. Os encontraréis con peregrinos solitarios y con grandes grupos, con niños y viejos, con españoles y extranjeros, con católicos y ateos...

Además de atravesar parajes inolvidables, una de las mejores recompensas que nos ofrece el Camino es todo el tiempo que tenemos para reflexionar, para pensar en el pasado, para analizar el presente, para planear el futuro... Porque el Camino es mucho más que caminar hacia Santiago. El Camino es un viaje hacia el interior de uno mismo, el Camino es terapia, el Camino es ilusión, el Camino es paz.

Buen Camino uVe Viajeros

#ESPAÑA #Galicia #CaminodeSantiago #EUROPA

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.