• Efrén Con uVe de Viaje

Welcome to Australia


Casi nueve meses después del comienzo de esta aventura llegábamos a Australia.

Aunque parezca difícil de creer, después de tanto tiempo viajando por Asia, llegar hasta allí supuso para nosotros el mayor choque cultural hasta el momento, de todo lo visto y vivido en los países previos. O casi.

Ayudados por el itinerario que nos marcamos, fuimos poco a poco adaptándonos a todo lo nuevo que íbamos encontrando. Las desconocidas y tan diferentes culturas con sus tradiciones milenarias, los olores impregnados en cada rincón que visitamos, los sabores que trascienden por encima de las sensaciones, el ruido perenne que adormece los sentidos... Todo pasó a formar parte de nosotros sin darnos cuenta y, aunque cada país suponía un gran reto, ya nada parecía verdaderamente nuevo.

Llegábamos a Australia directamente desde India, culminación sensorial de todo lo vivido hasta la fecha. Donde todo comienza y todo termina sumido en un caos metafísico al que nos habíamos acostumbrado y del que ya formábamos parte. Durante estos meses, todo fue cambiando a nuestro alrededor lentamente del mismo modo que lo iba haciendo dentro de nosotros mismos.

Y de repente llegamos a Perth. Nada más poner un pie sobre ella, la ciudad nos golpeó con su silencio ensordecedor y con una limpieza etérea que nos desconcertaba. En la ciudad más importante del occidente australiano todo parece estar donde debería estar, en un orden casi perpetuo. Y mientras nos acostumbrábamos, mirábamos extrañados a nuestro alrededor en busca del gentío, de los puestos callejeros, del desorden ordenado en el que nuestra vida se había convertido. Y no lo encontrábamos, nos faltaba algo.

Pero no os asustéis. Como si de una adaptación evolutiva se tratase, después de tantos meses viajando habíamos aprendido a fluir con el medio que nos rodeaba y, a las pocas horas, ya estábamos disfrutando de una barbacoa en uno de los parques más limpios que jamás hayamos visto. Mientras, practicábamos slackline y bebíamos unas cervezas rubias junto a un tranquilo río. Estábamos de vuelta en nuestra zona de confort. Aunque, quizás, ya no fuese tan confortable.

Como ya os contábamos en entradas anteriores, esta segunda parte de nuestro viaje alrededor del mundo se diferencia de los meses previos en que, en muchos momentos, estaremos acompañados de viejos amigos. Nuestra experiencia estaría marcada por ese contacto con ellos y con nuestra vida antes de Con uVe de Viaje. Por algún tiempo, las conversaciones de viajeros que se acaban de conocer pasarían a un segundo plano y volveríamos a recordar nuestro yo del pasado, al que miramos con nuevos ojos.

En Australia viajamos de costa a costa, primero con Miguel a través de la desconocida costa oeste australiana y después con Icia, en la mucho más famosa costa este. Con ellos, como hicimos con Ranga en India, tendríamos contacto directo con nuestro viejo mundo, con nuestros recuerdos, con nuestro pasado y también con nuestro futuro. De vuelta a la realidad, en la que se supone que el mundo sigue girando para todos, aunque nosotros hayamos trascendido de sus realidades y ellos de las nuestras.

Comenzamos un nuevo país, comenzamos un nuevo continente y comenzamos nuevas aventuras. A todos los uVe Viajeros, Welcome to Australia.

#AUSTRALIA #OCEANIA

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.