• Efrén Con uVe de Viaje

Norte de India: diario de un viaje en moto (tercera parte)


En mayo de 2016 y en medio de una vuelta al mundo nos embarcamos en una aventura sin precedentes. Un viaje en moto de dos semanas en el que, si todo iba bien, recorreríamos más de 3000 kilómetros. Desde Delhi conduciríamos hacia el noroeste, hasta llegar a la refrescante Manali, en el montañoso estado de Himachal Pradesh. Desde aquí seguiríamos camino de Leh, en la región budista de Ladakh, adentrándonos un poco más hacia el corazón del Himalaya. A continuación exploraríamos el remoto Valle de Nubra y el lago de Pangsong, con las gigantescas cimas del Karakorum como testigos mudos de nuestras andaduras. Por último, nos alejaríamos aún más hacia el fértil valle de Cachemira, para regresar finalmente al punto de partida. Un recorrido inolvidable a través de paisajes impresionantes y culturas milenarias. Un viaje, en definitiva, épico.

Diario de un viaje en moto:

-> Viene de Norte de India: diario de un viaje en moto (segunda parte) <-


Etapa 8: Nubra Valley - Pangong Tsa (175 km): Hacia rutas salvajes.

Aprovechamos las primeras horas de esta octava etapa para visitar, en primer lugar, las dunas de arena de Hunder, a pocos kilómetros de Diskit. Tras unas fotos seguimos hacia los templos de Diskit Gompa, desde donde se puede observar todo el valle. Nos tomamos la mañana con calma ya que esta etapa es relativamente corta. El peor tramo lo encontraríamos a unos 50 kilómetros de Diskit, entre las pequeñas poblaciones de Agham y Shyok. Son únicamente 50 kilómetros, de los que no se encuentran muchas referencias en Internet pero, por lo que habíamos oído, no tenían muy buena pinta.

Las dunas de Hunder

Monasterio de Diskit

Tras enfrentarnos a este pequeño sector de la etapa, podemos decir que si no es la más exigente de todas las que hayamos atravesado, al menos se le acerca. La carretera (si se puede llamar así) sigue el curso del río Shyok y está en terrible estado, siendo la mayor parte del sector pura piedra suelta. Lo único favorable de este tramo es que el camino no es constante subida y eso se agradece. Además, está bien no tener precipicios a los lados, aunque solo sea por un rato.

Nadie dijo que fuera a ser fácil

Tras pasar por Durbuk, llegamos al último puesto de control de Tangtse, que nos dará acceso a un tramo de unos 50 km preciosos, con carretera en perfecto estado y belleza sin igual hasta que llegamos al lago Pangong Tso, a 4250 metros sobre el nivel del mar, dónde haríamos noche. El lago está en la frontera entre India y China y desde aquí, siendo extranjero no es posible continuar por ninguna carretera e incluso siendo nacional indio, se necesitan otros permisos especiales que según nos contaron no son fáciles de obtener.

Se agradece el firme en buen estado

Pangong Tso con Viswha

El "lujoso" hotel con vistas al lago

Etapa 9: Pangong Tso - Tokpo (220 km): En busca del Indo.

Tras desayunar fuerte con unas vistas espectaculares del lago, hacemos una pequeña excursión offroad por las orillas de Pangong Tso. El objetivo de esta etapa era recorrer el mayor número de kilómetros posibles pero como venía siendo costumbre, la pereza y tranquilidad de mis compañeros de equipo por las mañanas nos hacía perder algo de tiempo. Día sí y día también nos tocaba estar en la moto un montón de horas (con un mínimo de entre 8 y 10 horas diarias y con una jornada récord de 16 horas conduciendo) y a nosotros nos frustraba un poco acabar las jornadas de noche por lo que, casi todos los días, nos íbamos antes que el resto. Además, en esta etapa tocaba atravesar Chang La que, con sus 5360 metros, no nos iba a poner las cosas fáciles.

Hasta la próxima

Camino del tercer paso en carretera más alto del mundo

Por una ruta bastante exigente regresaríamos una vez más a Leh y, tras dejar a Vishwa y Sandesh reparando su moto en un taller oficial de Royal Einfield, nosotros y Ranga continuamos juntos hasta que la noche se hizo poderosa y no nos quedó mas remedio que hacer noche en un bonito campamento en Tokpo, a orillas del aún joven río Indo, donde el grupo se reuniría nuevamente para la hora de cenar.

A 5360 metros sobre el nivel del mar en Chang La

Todo lo que sube...

Etapa 10: Topko - Kargil - Sonamarg (270 km)

Según todas las referencias, ésta sería la última etapa verdaderamente dura de nuestro viaje. Lo que no sabíamos aún era la intensidad de esa dureza, aunque no tardaríamos mucho en descubrirlo. Tras rodar unos cuantos kilómetros por los preciosos valles de Cachemira, hacemos una primera parada en los templos de Lamaruyu y continuamos hasta el memorial de guerra de Kargil, donde se conmemora la última victoria de India contra Pakistan -cuya frontera se encuentra a un par de kilómetros-, en una batalla épica que llena de orgullo nacional a la población india.

Lamaruyu

En el monasterio de Lamaruyu

Memorial de guerra de Kargil

De izquierda a derecha: Viswha, Sandesh, Ranga y Carmen

Nuestro recorrido nos conduce hacia Zoji La, el último de los grandes pasos al que nos tendríamos que enfrentar. La accesión fue bastante dura y, pese a que la altitud del paso es menor que otros anteriores, aquí nos encontramos con bastante más nieve. Con la noche acercándose ya, en el camino de descenso y tras sortear un tramo de carretera de cerca de medio kilómetro que parece un río debido al agua del deshielo, nos encontramos con una visión desoladora. Un enorme atasco de camiones que hacen el trayecto hacia arriba y taxis turísticos que lo hacen a la inversa se extiende hasta donde nos alcanza la vista, en una zona de carretera de montaña en muy mal estado y con un enorme precipicio, como complemento perfecto para nuestros nervios, ya de por sí agotados tras un día bastante largo. Casi una hora tardamos en recorrer unos pocos kilómetros en lo que, sin duda, sería la experiencia más difícil y dura de todo el recorrido.

El pintoresco valle del rio Indo

Motos todo terreno

Pese a todo, no tuvimos ningún problema grave y conseguimos llegar relativamente bien hasta la estación de montaña de Sonamarg, donde un gigantesco deslizamiento de ladera nos impidió continuar. Siendo así, buscamos un lugar donde pasar la noche entre los numerosos hoteles de este destino vacacional en el estado de Cachemir y nos fuimos a dormir con la esperanza de que la carretera estuviese despejada a la mañana siguiente.

Carretera de descenso desde el paso de Zoji

Atasco en la nacional

Etapa 11: Sonamarg - Srinagar - Anantnag (140 km)

Desde Sonamarg, la carretera continua hasta Srinagar, la capital de Cachemira atravesando varios pueblos muy ajetreados que contrastan con la tranquilidad que nos encontramos en etapas anteriores. En esta zona del país las facciones y ropas de la gente, así como sus costumbres son distintas, siendo la religión prioritaria el Islam. A nosotros nos recuerdan más a la imagen que tenemos de Pakistán o incluso Afganistán que a lo que nos imaginamos cuando pensamos en India. Es lo que tiene ser un país tan grande, que cada estado es muy distinto a los otros, con marcadas diferencias en religión, cultura, tradición, gastronomía...

El glaciar de Sonamarg

La comida vegetariana es muy típica en India

Llegamos en plenas celebraciones del Ramadán a la sorprendente Srinagar, ciudad

caótica a la vez que bella y pese a un tráfico asfixiante, su imponente fortaleza visible desde cualquier lado y un refrescante lago que baña sus orillas, nos causa una buena primera impresión. Hacemos una parada bastante corta, con el tiempo suficiente para buscar un taller y reparar la moto de Vishwa (que día tras día se va deteriorando cada vez más), dar una vuelta por sus congestionadas calles y comer con unas esplendidas vistas al lago. Dejamos Srinagar con la intención de ir descontando kilómetros para la próxima jornada y cuando ya es noche cerrada, encontramos un alojamiento decente en Anantnag. Allí mismo tenemos la suerte de disfrutar de la riquísima gastronomía de esta zona del país en un festín de platos musulmanes que nos deja más que satisfechos.

Algún rincon de Srinagar

Los carros de caballos siguen presentes en muchas partes del mundo

El lago Dal

Etapas 12 - 13 -14: Regreso hacia Nueva Delhi

Anantnag - Udhampur (180 km) Udhampur - Jalandhar (270 km) Jalandhar - Delhi (370 km)

Ya sólo nos queda el camino de vuelta hasta Delhi. A partir de ahora toca ir descontando kilómetros para llegar al final de nuestra aventura. De esta zona de Cachemira me gustaría destacar la enorme presencia militar por sus carreteras, con decenas de militares controlando cada rincón, especialmente en el túnel de Jawahar, que comunica los fértiles valles de Cachemira con su región vecina de Jammu. Como curiosidad geopolítica, el estado de Cachemira y Jammu va alternando su capital dependiendo si es temporada invernal (Srinagar) o estival (Jammu).

Nuestro último vistazo a Cachemira

Fuerte despliegue militar en todo el territorio

Y como creemos que desde este túnel hasta Delhi (desde donde continuaríamos en tren hacia el sur del país) no merece la pena destacar nada en especial, lo mejor es que dejemos esta narración aquí y no nos extendamos más en estas tres etapas finales, que nada tienen de interesante para el lector.

Última foto del equipo

UNA PEQUEÑA REFLEXIÓN FINAL

Ahora, desde la comodidad de nuestra casa, podemos analizar la grandeza de esta aventura y darnos cuentas de las dimensiones reales de lo que fuimos capaces de superar. Un viaje de miles de kilómetros a través de la cordillera del Himalaya por unas carreteras, en su mayor parte, terribles. Donde acantilados desafiantes, incontables curvas polvorientas y condiciones extremas no nos hicieron retroceder.

Nos tuvimos que enfrentar cara a cara con alguno de nuestros miedos, acompañados de paisajes insólitos y extraordinarios, en un reto constante que se acabaría convirtiendo en una de las experiencias más importantes de nuestro viaje alrededor del mundo. Unos recuerdos a los que siempre regresamos cuando la gente nos pregunta qué lugares nos impresionaron más o cuáles son nuestros momentos favoritos del viaje.

La verdad que no estuvo nada mal. Y menos si tenemos en cuenta que nunca antes habíamos conducido una moto de este tamaño, menos aún una que tuviera marchas y embrague. Pero lo conseguimos, y eso permanecerá con nosotros para siempre.

#VueltaalMundo #INDIA #Roadtrip #ASIA

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.