• Efrén Con uVe de Viaje

La historia de Quimal y Licancabur


Figura omnipresente en San Pedro de Atacama, el volcán Licancabur cuyo nombre significa "cerro del pueblo", es desde hace siglos una montaña sagrada para los atacameños. Hay quien incluso dice que la montaña esconde un tesoro. No sabemos si esto será cierto, de lo que no cabe duda es que Licancabur ha inspirado cientos de historias y leyendas que han pasado de generación en generación.

Si buscáis la historia que ahora os vamos a contar dudamos bastante que encontréis dos versiones iguales, pero es eso lo curioso de los saberes populares que se pasan de unos a otros, oralmente, desde hace cientos de años.

Nosotros queremos compartir con vosotros la que nos contó Sebas, nuestro monitor de Sandboard, desde lo alto del valle de la Luna en San Pedro de Atacama mientras disfrutábamos de un delicioso pisco sour. Para entender bien esta historia hay que saber que para los atacameños los volcanes son valientes guerreros y los cerros, bellas doncellas.

"Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años Licancabur, hijo de Láscar, se enamoró de Quimal con quien mantenía una hermosa relación. Pero no era el único guerrero en pretender a la bella Quimal. Su hermano Jurique intentó arrebatarle a su amada y, como venganza, Licancabur le cortó la cabeza a su hermano (lo que explica la forma actual de la cima del volcán Jurique). La disputa de estos dos hermanos traía de cabeza a su sabio padre que como castigo decidió separar a Quimal de sus hijos desterrándola al otro lado del gran valle de Atacama.

Por eso cuando desde lo alto del Valle de la Luna admiramos la cordillera, diferenciamos a los dos hermanos (Licancabur, el más alto, y justo al lado su hermano decapitado), al fondo su padre, Lascar, vigilándolo todo y, a lo lejos, al otro lado del Salar justo en frente de los hermanos a la hermosa Quimal.

Los lugareños como Sebas cuentan que fue tan grande el dolor de los amantes y tantas las lágrimas derramadas que el valle se inundó formando un lago enorme que al secarse nos dejó lo que hoy conocemos como el Salar de Atacama.

Pero como el amor todo lo puede, estos dos amantes consiguen juntarse cada año durante el solsticio de verano. Por una noche, la sombra de los dos amantes se une recordando a todos la leyenda de Quimal y Licancabur."

#AMÉRICA #CHILE #SanPedrodeAtacama #Leyendas

2,920 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.