• Efrén Con uVe de Viaje

CHILE capítulo 1: Santiago de Chile


A finales de verano de 2013 nos embarcamos en lo que sería nuestro primer gran viaje: Chile. Una aventura de 21 días en los que descubriríamos su capital, Santiago de Chile, pasearíamos por los coloridos cerros de Valparaíso y finalmente emprenderíamos una ruta hacia el norte en campervan en la que recorreríamos más de 4000 kilómetros. Un viaje que queremos contaros en varias entregas a partir de nuestro cuaderno de bitácora.

GEOGRAFÍA: Situado en el cono sur, Chile es un país ​​fuertemente marcado por su geografía​​ ya que tiene una longitud de más de 4000 km y una anchura máxima de poco más de 400 km formando una estrecha franja entre la zona del océano Pacífico (más de 6500 km costa) y la Cordillera de los Andes (con cimas por encima de los 6000 m) lo que le confiere de un clima muy marcado y diferente de unas latitudes a otras.

HISTORIA: Los primeros indicios de actividad humana en esta región del planeta se remontan a hace más de 12000 años (los más antiguos de Sudamérica). Desde entonces numerosos pueblos indígenas se fueron desarrollando en mayor o menor medida hasta llegar al periodo Inca. El contacto de estos pueblos con el viejo mundo fue a través de Diego de Almagro primero, y Pedro de Valdívia, que venía desde Perú y que fundaría Santiago de la Nueva Extremadura en el siglo XVI, junto al pequeño cerro de Huelén, conocido hoy en día como Cerro de Santa Lucía. Desde entonces y hasta la actualidad, siglos de historia bien documentada que van desde la época colonial, pasando por la independencia en el siglo XIX, y siguiendo con el convulso siglo XX con sus cambios políticos constantes, que incluye, como en el resto del mundo, duras dictaduras. VISADO: Los ciudadanos españoles no necesitamos visado para entrar en Chile y no tenemos que pagar ningún tipo de arancel. En este enlace se puede consultar toda la información referente a los visados dependiendo de la nacionalidad: Gobierno de Chile - Obtención de visados. DINERO: En el país se usa el Peso Chileno ($). El tipo de cambio actual con el euro o cualquier otra divisa se puede consultar aquí: XE. En las grandes ciudades hay numerosos cajeros y se admiten tarjetas de crédito en casi todos los establecimientos pero no se puede contar solo con el dinero de plástico en ciudades pequeñas y mucho menos en áreas más remotas. Conviene resaltar que Chile es uno de los países más caros de Sudamérica.

DIARIO DE CON UVE VIAJE

Día 1: Comienza nuestra aventura

Al llegar al aeropuerto de Madrid tenemos nuestro primer susto ya que estuvimos a punto de saber lo que era el overbooking. Afortunadamente entramos juntos en los dos últimos asientos centrales pero nos quedamos con la duda de que pasaría con el resto de personas detrás de nosotros en la cola de facturación. Primera lección aprendida para evitar sustos, siempre que sea posible: check-in online.

Nuestro vuelo transoceánico con Iberia (compara precios con Skyscanner) salió casi puntual poco después de la media noche y el resto del trayecto transcurrió sin mayores sobresaltos. Llegamos al Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez (SCL) a eso de las 8 de la mañana hora local y aunque habíamos sido advertidos de lo contrario,

cruzamos el registro de aduana con las provisiones de jamón serrano sin ningún problema. En el avión hay que rellenar un documento de inmigración en el que hay que declarar si se va introducir algún producto y nosotros dijimos que jamón, por lo que tal vez, la sinceridad nos ayudó.

Para ir a nuestro alojamiento en Santiago, donde no esperaba nuestro buen amigo Sergio, contratamos un taxi en los mostradores del aeropuerto (22000 pesos). Nos decidimos por esta opción porque estábamos bastante cansados del viaje pero se puede ir más bastante más barato si se tienen ganas de regatear el precio con los cientos de taxistas que esperan a las puertas del aeropuerto.

Día 2: SANTIAGO DE CHILE

Santiago es la capital del país y de la Región Metropolitana (una de las 15 regiones que forman Chile). Con más de 7 millones de habitantes destaca por ser una de las ciudades latinoamericanas con mayor calidad de vida y con niveles de delincuencia bastante bajos. Tras refrescarnos y reponer fuerzas en un genial restaurante peruano Pachakama donde probamos por primera vez el ceviche y el pisco sour, comenzamos nuestra visita de la ciudad. Aconsejados por el taxista del aeropuerto evitamos el centro (en el que había una gran manifestación de estudiantes) y nos fuimos directos en metro dirección al Cerro de San Cristóbal.

Salimos del metro en Plaza Baquedano y vemos el fuerte despliegue de Carabineros

(algo así como la Guardia Civil Española) movilizados por la manifestación. Cruzamos el Río Mapocho y callejeamos por el Barrio Bellavista, donde se respira un ambiente bohemio y universitario, con muchos bares y restaurantes y donde nos encontramos con La Chascona, la casa de Pablo Neruda en Santiago.

Para acceder al Cerro San Cristóbal que forma parte del Parque Metropolitano tomamos un viejo funicular en la estación Pío Nono, que pasando al lado del Zoológico Nacional de Chile, nos deja a los pies de la estatua de la Virgen de la Inmaculada Concepción, que desde su santuario vigila la ciudad.

Desde el cerro hay unas vistas fabulosas de la ciudad, siempre encuadrada en su marco de picos andinos, aunque el smog estropea un poco el paisaje (Santiago es una de las ciudades con peor calidad del aire de Sudamérica). Para refrescarme tomo Mote con Huesillo, un brebaje de Melocotón y trigo (como iréis descubriendo, Carmen es intolerante al glutén por lo que muchas veces no puede probar muchos produtos locales) y durante varias horas nos dejamos llevar por los numerosos senderos que hay en el cerro.

De camino de vuelta, paramos en una de las muy animadas terrazas del Patio Bellavista y Carmen toma un nuevo pisco mientras que yo pruebo la cerveza Escudo para posteriormente comprar una sopaidilla (500 pesos) en un puesto de comidas en el mercado de artesanos. Después fuimos a la concurrida plaza de Orrego Luco junto a más amigos y en la que Carmen probó el famoso Terremoto (cóctel de vino pipeño). Para acabar fuimos a cenar al Eladio, un restaurante tradicional chileno, tipo asador, del que nos fuimos muy satisfechos.

Día 3: SANTIAGO DE CHILE

Como buenos turistas madrugamos bastante para aprovechar nuestro segundo día en la ciudad. Empezamos la visita por el Palacio de La Moneda. Se puede visitar el interior previa reserva pero nosotros nos conformamos con ver los exteriores. Aunque no muy bonito estéticamente, la historia reciente de Chile se puede sentir en cada esquina y eso en cierto modo nos emociona. En las inmediaciones hay un centro cultural subterráneo

homónimo y entramos a echar un vistazo. Entre otras cosas interesantes se podía bailar imitando danzas tradicionales africanas, cosa que por supuesto hicimos.

Nuestra segunda parada del día sería la sede de la CONAF (organismo encargado de administrar las áreas naturales protegidas) en el Paseo de Bulnes 256, donde fuimos a sacar el pase anual de parques nacionales (10000 pesos). Nos atendieron muy amablemente y además nos fuimos con mucha información sobre todos los parques que queríamos visitar en nuestra ruta hacia el norte. Tras reponer fuerzas con un buen desayuno, una paila de huevos, seguimos nuestra ruta turística por el centro de la ciudad.

La Plaza de Armas -presidida por la Catedral de Santiago- fue la siguiente parada. Tras la visita de rigor al interior de la catedral neoclásica (del siglo XVIII) y que se erige en el mismo lugar donde Pedro de Valdivia mandó levantar un templo siglos atrás, nos dejamos envolver por la vitalidad de la plaza, llena de artistas, músicos, jugadores de ajedrez...

En la misma plaza visitamos una oficina de información turística y decidimos entrar en el Museo Histórico Nacional, donde repasamos la historia del país desde sus primeros pobladores indígenas hasta el golpe de estado del 73. Además uno de los visitantes del museo iba explicando muchos detalles a su acompañante de manera que aprovechamos de este guía improvisado para aprender en este viaje "harto" interesante.

La hora de comer se iba acercando por lo que caminamos dirección al Mercado Central en busca de un lugar donde cargar las pilas para el resto del día. Aunque estábamos sobre aviso nos sorprendió la cantidad de gente y sobre todo el afán de algunos establecimientos por atraer clientes. Nos decidimos por un pequeño local que parecía gustar a los locales, evitando así los restaurantes más turísticos. En la Marisquería Francisco Javier disfrutamos entre otras cosas de unas almejas gigantes y una sabrosa paila marina.

La presencia de perros callejeros se nota en toda la ciudad pero parece magnificarse en nuestro recorrido la cercana Pérgola de las Flores (mercado de flores). Seguimos nuestra ruta por la Antigua Estación Mapocho reconvertida en centro cultural. En nuestro recorrido aprovechamos para comprar una tarjeta telefónica local (ver como realizar llamadas) y un banano (así llaman en Chile a las riñoneras). Llegamos a la zona adoquinada del Barrio París-Londres donde por fin podemos tomar un buen café expreso. En el número 38 de la Calle Londres hay un edificio histórico que durante la dictadura de Pinochet fue centro de represión y exterminio, reconvertido en espacio de memorias.

El día se acaba y vamos camino del cerro Santa Lucía pero estaba ya cerrando por lo que decidimos continuar hacia los barrios Lastarría y Bellas Artes, zona de museos, tiendas, bares y restaurantes preferida por los chilenos más "modernos". Finalmente despedimos la noche junto a nuestros amigos en el barrio Bellavista.

Día 4: SANTIAGO DE CHILE

El último de nuestros días de turismo en Santiago nos lo tomamos con tranquilidad y un poco de resaca. Tras comer en un restaurante chino (que dejaba bastante que desear en cuanto a limpieza) fuimos a relajarnos por el cerro de Santa Lucia, posiblemente uno de los lugares más bonitos de la ciudad. Este bonito parque en el que destaca su acceso monumental y sus dos construcciones defensivas del siglo XIX nos permite evadirnos un poco del ruido y caos de las calles santiaguinas, y permitiéndonos de nuevo admirar a lo lejos las cumbres nevadas de los Andes.

Antes de irnos visitamos el centro de artesanía que hay en la entrada del cerro de donde además de un par de recuerdos materiales nos llevamos un trozo de la historia mapuche

y de la lucha por recuperar sus raíces. Tras preguntar al joven indígena sobre la causa mapuche este nos obsequió con una detallada visión del conflicto, con palabras llenas de una mezcla entre orgullo y rabia, mientras denunciaba los siglos de injusticias sobre su pueblo. Inolvidable.

Después cargamos provisiones en el centro comercial de la Gran Torre Santiago, hasta la fecha edificio más alto de toda América del Sur y que se encuentra en la zona de negocios de la ciudad, a caballo entre los barrios de Providencia y Las Condes. Finalmente cenamos en las terrazas de Orrego Luco una chorrillana (patatas con carne y huevos) junto con cerveza tradicional Mestral (que recuerda a la cerveza belga).

Nuestra aventura continúa en Chile Capítulo 2: VALPARAÍSO, síguenos!

También puedes visitar nuestra GUÍA, encontrarás más info, mapas y muchas más fotos.

#AMÉRICA #CHILE #Ciudades #Guía #Santiago

123 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube

conuvedeviaje@gmail.com - España 2020 © Copileft (comparte libremente) No Animals were harmed in the making.